¿Los cables tienen los días contados? El futuro de las tecnologías inalámbricas

La tecnología no para de evolucionar y uno de los apartados en los cuales está evolucionando es el mundo inalámbrico. Se ha demostrado que los usuarios y las empresas quieren tecnología. Pero una vez que la tienen quieren que esa tecnología ofrezca la máxima libertad, es decir, buscan lo que sea inalámbrico. Este tipo de tecnología no para de evolucionar, hasta el punto de que los cables poco a poco están perdiendo importancia. Aunque hay que dejar claro que todavía siguen siendo muy importantes.

Cuando hablamos de tecnología inalámbrica lo primero que se nos viene a la cabeza es la conexión wifi. Pero como nos informan desde la web especializada Top Alternativas, realmente hay muchas más tecnologías alternativas. Como nos informan, el wifi es la más conocida, pero también hay que destacar la conexión 5G, Bluetooth, Z-wave o zigbee entre otras. Hay muchos tipos de tecnologías que nos permiten disfrutar de una mayor comodidad sin perder la calidad de trabajo.

Tecnologías inalámbricas que reducen el consumo

En la actualidad se está investigando mucho en el traspaso de información dentro de la tecnología inalámbrica. El objetivo es que la comunicación entre dispositivos cada vez sea más eficiente y rápida. Pero no es el único objetivo de este tipo de estudios.

Leyendo este interesante artículo de Sonidopedia.com en el cual podemos ver los mejores auriculares Bluetooth del mercado, nos damos cuenta de que la tecnología también apuesta por la reducción del consumo.

Como los dispositivos no tienen cables necesitan de baterías internas para funcionar. Por ese motivo, el objetivo es conseguir que esas baterías duren más tiempo.

Muchos estudios buscan que las baterías tengan más capacidad sin aumentar el espacio o el peso. Pero otros estudios buscan que el consumo energético de los dispositivos se reduzca. Eso ayuda a que una misma batería nos ofrezca una autonomía superior. Un ejemplo claro lo podemos ver en los nuevos auriculares inalámbricos. Como podemos ver, incluyen tecnología de alta capacidad. Ese tipo de tecnología ayuda a que la calidad del sonido sea más alta y el consumo sea más bajo. Eso se debe a que necesita menos potencia energética a la hora de comunicarse con el dispositivo que está mandando la comunicación.

Redes para las viviendas domotizadas

Gracias a los últimos avances, podemos decir que domotizar la vivienda es más fácil que nunca. Cada vez son más los aparatos que se conectan a una red central de comunicación. Hasta hace poco, las viviendas domotizadas terminaban llenas de cables, pero las cosas han cambiado de manera radical. Actualmente la comunicación se realiza siempre a través de la tecnología inalámbrica. Por supuesto, ha evolucionado mucho, pero se sigue evolucionando para que el cliente final pueda disfrutar de la máxima comodidad.

Gracias a estos sistemas podemos aumentar el confort de nuestra vivienda. Por ejemplo, supongamos que han llamado a nuestra puerta y queremos ver quién es. Como nos informan en este artículo de WikiTecnologia.com, solo habría que coger el móvil y ver en la pantalla las imágenes que nos manda la mirilla digital con wifi que hemos adquirido. Eso hace que si no nos interesa la visita, no nos tengamos que levantar. Es una de las muchas ventajas de tener un hogar domotizado y libre de cables. En cuanto a las conexiones, normalmente pueden realizarse a través de la tecnología Wifi. Pero es verdad que muchos hogares optan por una comunicación 5G. El objetivo es contar con un ancho de banda suficiente para tener un control total y la red funcione correctamente.

Energía inalámbrica

Normalmente estamos acostumbrados a que la tecnología inalámbrica siempre vaya dirigida a intercambiar datos y no a proporcionar energía a los diferentes dispositivos. Pero por suerte, también está llegando al mundo energético.

Si analizamos nuestro día a día, nos damos cuenta de que poco a poco cada vez son más los móviles que se pueden cargar sin cable. En la actualidad hay diferentes tipos de tecnologías y cada vez se están haciendo más populares por la comodidad que ofrecen. Pero lo que está claro es que ese tipo de energía podría llegar a muchos otros aparatos electrónicos. Es verdad que no se espera que por ejemplo una televisión funcione con energía inalámbrica a corto y medio plazo. Pero si todo sigue así, a largo plazo podría ser una realidad. Como se está comprobando, el usuario final quiere liberarse de los cables en la medida de lo posible. Si la tecnología sigue a este ritmo, en pocos años podríamos olvidarnos prácticamente de los cables.

Otro ejemplo claro lo encontramos con los coches eléctricos. Hasta ahora solo se pueden recargar cuando están parados y se les enchufa un cable para traspasar la energía. Pero algunos estudios comienzan a estudiar cómo pasar esa energía al vehículo de una manera inalámbrica. Por ejemplo, con ese tipo de tecnología el vehículo podría cargarse cuando está funcionando, siempre y cuando la carretera estuviese preparada para ello. Es otro tipo de tecnología que se está investigando y podría ser de gran utilidad.

Radares de nueva generación

Los radares también son un tipo de tecnología inalámbrica que está presente en nuestro día a día y no para de evolucionarse. Si examinamos un radar podemos darnos cuenta de que envía y recibe reflejos para detectar diferentes cosas que pueda haber en el camino. Es un tipo de tecnología que ya está muy presente en nuestras vidas, pero si se evoluciona podría darnos muchos más beneficios.

Los radares de nueva generación están teniendo una gran demanda dentro del mundo de la automoción conectada y de la aeronáutica. Pero también podrían ser muy importantes para usar en robots, espacios industriales o drones. De momento para esas comunicaciones se suelen usar tecnologías ya implantadas como el Wifi, pero también se están investigando otras opciones para que la comunicación sea más efectiva y los resultados sean óptimos. Por supuesto, se está luchando contra el problema de bloqueo de señal provocado por un exceso de señales. Ese problema puede provocar que las órdenes no sean las adecuadas, de aquí que sea imprescindible investigar para seguir mejorando y evitar esos bloqueos.

Fuente NCYT Amazings

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *