Es más fácil lavarnos las manos que dejar de tocarnos la cara.

Se nos dice que debemos constantemente lavarnos las manos porque el virus COVID-19 entra por los ojos, nariz y boca, de ahí que, es sumamente importante también no tocarnos la cara; pero, te aseguro que esto último no es tan sencillo como suena.

Estudios recientes indican que un estudiante de medicina se toca la cara unas 23 veces durante una exposición, o sea, cada 2.5 minutos.  Esto es debido a que el ser humano recurre a este gesto porque le ayuda a regular sus emociones, de hecho, nos tocamos la cara incluso antes de nacer.  Un estudio via ultrasonido realizado a 15 mujeres embarazadas indica que los fetos se tocaban la cara con la mano izquierda cuando la madre se sentía estresada.

Cuando estamos expuestos a sonidos irritantes, solemos tocarnos la nariz, las mejillas o la barbilla como consecuencia de los cambios que ocurren en nuestra actividad cerebral.

Entonces, es de suma importancia que nos lavemos las manos constantemente ya que Es mas fácil lavarnos las manos que dejar de tocarnos la cara y si previamente hemos tocado alguna superficie con el virus, basta un ligero roce en nuestra cara para quedar infectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *